sábado, 24 de octubre de 2009

Alternativas al despido

Así se frena el paro en el mundo: espejos donde España podría mirarse.
Un trabajador, antes de perder su puesto de trabajo, ¿aceptaría una rebaja de jornada, aunque fuera en detrimento de su sueldo? ¿Y si el Estado compensara parte del salario y de los gastos que tiene la empresa para mantener a los empleados? ¿Esto no sería más eficaz que pagar más de 36.000 millones de euros sólo en prestaciones de paro y subsidios, como es el caso de España?. Fuente: http://www.eleconomista.es/interstitial/volver/reyal_3/

Hoy nos hacemos eco de una noticia del diario el economista en su edición digital; es sin duda una reflexión digna de ser tenida en consideración por los que todavía podemos disfrutar de un empleo en los tiempos que corren, tal vez ha llegado el momento de que los sindicatos, la patronal y el gobierno empiezen a reflexionar y a mirarse en el espejo de otros países como afirma el artículo del citado diario.
Es indudable que el desasoiego va en aumento en los centros de trabajo afectados por la brusca bajada de la actividad, los empleados no pueden dejar de observar como las tareas y su ritmo se ralentizan debido al creciente descenso de la actividad. Ante esto la disyuntiva actual es simple, si no se produce sobra mano de obra, ende comienzan a plantearse las medidas para aligerar plantilla. Los primeros en caer son los contratados temporales, a los cuales no se les renueva el contrato, y a partir de ahí empieza a surgir el fantasma del despido o del ERE, en caso de empresas grandes.
El artículo plantea una serie de medidas alternativas encaminadas a paliar el coste del factor humano para el empresario, analizémoslo:
¿Y si el Estado compensara parte del salario y de los gastos que tiene la empresa para mantener a los empleados?
Una cosa es una reducción de las aportaciones a la seguridad social, y otra muy distinta es "funcionarizar" a los trabajadores del sector privado; no parece una medida realista, ¿cómo va el estado a asumir el coste del factor humano de la actividad privada?, y en cualquier caso, ¿cómo orquestar esta medida?, las empresas que no estuvieran afectadas por la misma tendrían todo el derecho del mundo a reclamar un trato igualitario.
¿aceptaría una rebaja de jornada, aunque fuera en detrimento de su sueldo?
Esto es harina de otro costal, sin duda es una pregunta a la que tendría que responder cada uno de maner individual, por que cada uno es una circunstancia; pero lo que parece indudable es que la mayoría preferiría rebajar su salario y su jornada antes que perderlo definitivamente. Y digo mayoría, porque todos conocemos casos de trabajadores a los que hemos escuchado la manida frase de "prefiero cobrar el paro a aceptar un empleo en el que cobre menos", de todo hay en la viña del Señor y no seré yo quien les quite la razón, pero sinceramente creo que es más beneficioso para la "salud mental" estar ocupado que en casa cobrando del estado y viéndolas venir.

En resumidas cuentas, es sin duda un tema a reflexionar, pero lo que parece indudable es que si la situación continúa como hasta ahora, habrá que buscar soluciones ingeniosas para evitar el derrumbe del empleo en este país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada